Algo sobre “La eternidad por fin comienza un lunes”

Leyendo el último capítulo de “La eternidad por fin comienza un lunes” o “El grande viaje del Cisne Negro sobre los lagos de hielo de Irlanda”. Hoy es martes.

La Eternidad por fin comienza un lunes

“Nunca antes, y en un mismo ruedo, el arte había desafiado al poder con tanta audacia. Señoras y señores, la magia contra los rifles, no se lo pierdan, la fantasía contra la indiferencia, pasen, sin pena, pasen a leer cómo el circo de la vida se enfrentó aquel lunes al imperio de la muerte”

Con los sentimientos erectos en la dermis y las fibras capilares electrificadas, un elefante ansioso se sienta en mi pecho, y se crea un vacío de agujero negro en el estómago.

Y llega el momento en que uno no quiere -no quiero- seguir avanzando, y se rehúsa a acabar de leer el libro, pero la voluntad curiosa no claudica, sabiendo de antemano que una vez alcanzada esa última página de precipicio eterno, ya no hay marcha atrás.

Ahora las lágrimas caen, como granizos de invierno, que se revientan contra las últimas palabras y el punto final, como un lago de hielo. Qué magia, mago, poeta, la de un libro para poder centrifugarte las emociones de esa manera, con una narración de principio a fin colmada, como un cisne negro, de inefable belleza.

– Porque mi corazón es nuestro.

Sentencia: Libro mágicamente recomendado.

El grande viaje del Cisne Negro sobre los lagos de hielo de Irlanda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s