Viajar corriendo: Argentina de norte a sur, y de regreso

El año pasado descubrí que correr puede ser un modo sano, barato y sustentable de explorar nuevos lugares. Cuando decidí hacer un viaje a Sudamérica, no podía suspender mi entrenamiento, así que me fui a Argentina con todo mi equipo para correr: mi par de tenis viejos, mis shorts hasta la rodilla, nada de cacheteros, y dos playeras anti sudoríparas.

08

En cada ciudad que visité corrí por los lugares más recomendados por mis amigos argentinos. Para empezar, el parque Sarmiento de Córdoba, y luego la misión fallida de correr hasta el estadio Kempes por el Río Suquía, donde la motivación fue correr por mi vida, ante la incipiente criminalidad de la zona. Trés días después, por el boulevard del Río Paraná en Rosario, desde el Monumento a la Bandera hasta el Puente Rosario-Victoria, ida y vuelta, ¡terminé corriendo 33 kilómetros! y conociendo, en una sola jornada, casi toda la ciudad santafecina.

Para leer el artículo completo visita alanxelmundo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s