Buzz Epic Poem: The Battle of Mosquitos

Mosquitos motherfuckers. My cousin and I had not planned a night of fierce fighting against those wicked demon flies, but the confrontation left dozens of fragmented corps and hundreds of milliliters of blood on the white walls, a colorless battlefield who become a holocaust, an «insecticide», stained of red.

The strategy of these “airmen” was waiting until their giant enemy shut off the lights and went into torpor, and in that deep darkness deploy the heartless attack, with proboscis instead of rifles, biological machinery to drain blood and inject venom.
The mosquito is not a silent murderer, which attacks with stealth and discretion, it announces the onslaught with a bellicose buzz, who despairs of the enemy to the point of provoking self inflicted wounds in the form of random slapping throughout the body, mainly on the face. The mosquito does not mind alert its prey, it strips the pretense, because their modus operandi is blind, effective, withering.

That night the air offensive began around 1am, the conditions were perfect for a riot of blood necessary for females and their aspirations to become mothers, progenitor of future tiny soldiers, a large army of bloodsucking bastards.

The preys were 2 exhausted Mammalians, the heat made them even more susceptible, with their legs and arms free of cloth, dermis devoid of the bed sheets, to the sharp weapons of predators, as machetes with the shape of straw, stabbing needles.

The semi-dormant beasts were defending themselves in a very passive way from continuous attacks, invisible ninja flying kicks, lost in the gloomy atmosphere of the bedroom: changes in position, face up, face down swing to port and starboard, on one side and on the other; sometimes protecting themselves through a thermodynamic self-torture, using as makeshift armor the coverlet and pillow on the face to reduce the contact points to little nooks of skin.

And so the ambush lasted for several hours in the night…

It was around 5am when the patience of hominids, ran out, and they decided to improvise a previously nonexistent war strategic plan … the first step was to turn on the light – holy shit – the scenario was a recreation of a Hitchcock film but instead of birds, there were dozens of mosquitos, blood-sucking insects, waiting on the wall, unsuccessfully camouflaged, who seemed to expect their inevitable death…

The following was a slaughter, worthy of a vendetta or a “we are now even” by the Mafia, the Giants took off their shirts and using them as whips, titanic scourges, destroyed the bodies of their enemies who exploded like water balloons, leaving bloody trails on the walls and on the bed, emulating a scene from a Quentin Tarantino’s film, with a soundtrack composed by Wagner.

Other mosquitos were crushed with murdering applauses, that turned the palms into cemeteries with dismembered bodies and blood that was not theirs but ours, was like deep puddles on the human flesh.

The victory was a cathartic experience, it brought a sense of unfathomable release and satisfaction. This battle, with no doubt, had a winner, but we already know, Arthur and I, that tonight there will be revenge. The war is not over yet.

To be continued?Mosquito Casualty

Zumbar de Gesta: La batalla de los mosquitos

Por @manumanuti

Mosquitos hijos de la chingada. Mi primo y yo no habíamos previsto una noche de lucha encarnizada contra esos dípteros impíos del demonio, pero el enfrentamiento dejó decenas de cadáveres fragmentados, y cientos de mililitros de sangre sobre las paredes blancas,  límpido campo de batalla convertido en un holocausto, un “insecticidio” manchado de rojo.

La estrategia de esos aviadores  fue esperar que su gigante enemigo apagara las luces y entrara en letargo, y en esa obscuridad tan profunda desplegar el desalmado ataque, con probóscides en lugar de fusiles, maquinaria biológica para drenar sangre e inyectar veneno.

El mosquito no es un asesino silencioso, que ataca con sigilo y discreción, anuncia el embate con un zumbido belicoso, que desespera al enemigo al punto de llevarlo a auto infligirse heridas en forma de cachetadas aleatorias por todo el cuerpo, principalmente en la cara. Al mosquito no le importa poner alerta a su presa, se la pela el disimulo, porque su modus operandi es ciego, efectivo, fulminante.

Esa noche la ofensiva aérea empezó alrededor de la una de la mañana, las condiciones eran perfectas para un motín de sangre necesario para las hembras y sus aspiraciones de convertirse en madres, progenitoras de futuros soldados diminutos , grandes bastardos chupa sangre.

Las presas eran dos mamíferos agotados, a los cuales el calor los hacía aún más susceptibles, con sus extremidades privadas de tela, dermis desprovista de las sábanas, a las armas pulso cortantes de los depredadores, machetes en forma de popotes, agujas hipodérmicas lacerantes.

Las bestias semi-durmientes se defendían de forma muy pasiva antes los constantes ataques, patadas voladoras de ninjas  invisibles,  perdidos en la lúgubre atmósfera de la alcoba: cambios de posición, boca arriba, boca abajo viraje a babor y a estribor, de costado y sobre el otro costado; otras veces se protegían a través de una auto-tortura termodinámica, utilizando como armadura improvisada el cobertor y una almohada sobre el rostro para reducir los puntos de contacto a pocos y pequeños recovecos de piel.

Y así se prolongó la emboscada durante varias horas de la madrugada…

Fue alrededor de las 5am cuando la paciencia de los homínidos, se colmó, y decidieron improvisar un hasta entonces inexistente, plan estratégico de guerra… el primer paso consistió en encender la luz,-putísima la vende huevos- el cuarto era una recreación de una película de Hitchcock pero en lugar de pájaros, eran mosquitos, decenas de insectos hematófagos,  aguardando en la pared, fracasadamente mimetizados, parecían esperar su inevitable muerte…

Lo que sigue fue una masacre, digna de un vendetta  o de un ajuste de cuentas de la mafia, los gigantes se despojaron de sus camisas y utilizándolas como látigos, flagelos titánicos, destrozaron los cuerpos de sus enemigos que explotaban como globos de agua, dejando estelas sangrientas en las paredes y en la cama, emulando alguna escena fílmica de Quentin Tarantino, con una banda sonora compuesta por Wagner.

Otros mosquitos fueron aplastados con aplausos homicidas, que convertían las palmas de las manos en cementerios con cuerpos descuartizados, y la sangre que no era la ajena sino la propia emulaba charcos profundos sobre la carne humana.

La victoria fue una experiencia catártica, trajo consigo un sentimiento insondable de liberación y satisfacción. Esta batalla, sin duda, tuvo un ganador, pero de antemano sabemos, Arturo y yo, que hoy en la noche, habrá revancha. La guerra no ha terminado.

¿Continuará?Mosquito Herido en Guerra

Liz Sherman goes mad -yes, even more!- and tries to climb Kilimanjaro for Charity

By Manu Espinosa Nevraumont (@manumanuti)

As you may know Liz Sherman is climbing Kilimanjaro to raise funds for the Community Children Organization (COCO). Now she is in Africa, and through her sister -from different mom, and different dad hahaha- Simona Ocelkova, she is sending us few upgrades for letting us know how is it going up there!

June, 13th: «I AM A MOM!( adopted a baby elephant today), going to kiss a giraffe now. Talk soon»

Image

June, 16th: «Heading to Kili first thing in the morning… getting super nervous! All my stuff is packed. Send good thoughts – I know I can do it! Miss you guys xxx»

Image

June, 17th: «Day 1 was like walking straight up stairs for 5 hours. Body on fire! Water making me kinda ill, but gorgeous views– will be at 3800m tonight. Love Liz xxx»

Image

June, 19th: «Made it to the camp today (reached 4600 , but going back down to 3900 to sleep,helps with altitude sickness). Felt really sick yesterday, but better today(everyone else is getting headaches and puking, but I feel awesome). Miss you guys, but spirits are high! Love you all xxx» btw signal is not good, so this might have been the last one.

Image

June, 20th: Today was really rough. Climed on hands and knees up 300m wall only to come down immediately on wet rocks. Scary and dishearting. Keep thinking good thoughts, cause I am having a hard time doing it myself today. Miss you guys so much’.

We are all supporting you Liz so stop walking and start flying!

June, 21th: » at base camp., snowing, wind is so strong tents are almost falling over. Walked 4hrs at 30-45 degree angel on sand and rocks. Thank you so much for the messages — I would never have come so far without your love, support, letters + texts. Keep em comin 🙂 I have the best friends of anyone here! Leave at 9pm!»

June, 22th: «After a 12hr hike, inhaler every 10 steps, because the air is so thin, thinking body may explode and vomiting on rocks; the only thing left to do is say: I MADE IT!»

June, 22th: «I CLIMBED KILI!! A huge huge thank you to all of my wonderful friends and supporters–there is no way I could have even gotten to Tanzania without your encouragement and support. I love you all–what a wonderful, life changing experience–shows you just how much good there is in the world. See you all on Wednesday!!!»

See you soon in the Toon… and do not forget to bring me my baby Hipo! lol

Porto: Praia, Bacalao, Tripa, Vinho & Super Bock

Pues que agarro mis maletas y me lanzo a Porto (Portugal) con mi amiga italiana Greta -Gretinski pa los cuates y @Gretinji para los tuiteros- . Fueron 4 días de playa, calles inclinadas, mosaicos, edificios y casas desahuciadas, deliciosa comida y vigorosas bebidas embriagantes.

Image

Las «Praias» (playas) de Porto tienen aguas alevosas y olas «madreadoras», de hecho yendo hacia Montesinhos muchos se visten de focas y realizan surf sobre el dinamismo acuático de la corriente marítima. El agua, al menos en el mes de junio es fría y entumece los pies. La superficie de la playa es un alternarse de inmensas rocas monolíticas, arenas compactas y piedras que se te clavan en las plantas de los pies (úsense chanclas). NOTA: evite patear lastras de acero -como mi acompañante- que se rompió la uña del dedo gordo del pie al tropezar en la «promenade» (mal proiettata!).

El centro histórico de Porto es un sube y baja de casas antiguas, recubiertas al exterior por mosaicos multicolor, construcciones fosilizadas y varios edificios para visitar brevemente. Entre ellos, recomiendo subir a la Torre dos Clérigos (Parece Mordor del Señor de los Anillos en el mapa turístico) para capturar una vista panorámica desde los cielos lusitanos con techos naranjas y tragaluces con forma de carrusel. Existen muchas iglesias visiblemente agradables, aunque el arte sacra ha dejado de gustarme en los últimos años. Sin embargo, una portuguesa de nombre María, insistió en darnos un tour de «7 minutos» (en realidad fue como una hora con la verborreica María y su español improvisado) en una pequeña iglesia, cuyo aspecto más interesante, a mi parecer, es que las catacumbas fueron utilizadas en el pasado como refugio anti-bombas.

ImageLa comida nos regaló unos placeres gustosos desmesurados y más que nos propusimos comer todos los platos típicos de esta ciudad. El mejor descubrimiento fue una taberna, muy parecida a una fonda mexicana, llamada Tasca Sto Antonio, donde con uno aproximado de 11 euros bebes «cerveça» o «vinho» y una serie de platillos típicos a forma de menú, que las dotadas cocineras hacen el placer de escoger por ti: Bacalao en diversas formas y cocciones, farinadas, verduras diversas y muchas aceitunas, arroz con chorizo y pato, cachetes de marrano gordo (no flaco, como kiko del chavo del 8), etc. Un platillo casi endémico de Porto es la Francesinha, un platillo símil a un toast francés relleno de todo tipo de carnes frías y bistek de cerdo, gratinada con queso y sumergida en una salsa de especias, tomate y cerveza, es una sabrosa bomba calórica que te deja con un paradójico gusto por vomitarla. El tercer platillo típico, además del bacalao frito y la francesinha es la «tripa à moda do Porto», platillo a base de tripas, alubias y comino (de-li-cio-so, me recordó de manera «epifánica» los mexicanísimos frijoles charros y al chicharrón en salsa). Los habitantes de Porto son popularmente conocidos como Tripeiros, por dicho platillo; yo me di cuenta de esto al pedir, de manera equivocada, una «tripeira» en el restaurante, quedando como un potencial antropófago -o caníbal- come portugueses.

¿Y de beber? pues una maravilla, la cerveza por antonomasia es la Super Bock, una cerveza rubia, fría, deliciosa que venden en todos los bares de Porto en sus varias versiones: lata, botella o de barril (200 ml se llama «fino» y 400 ml «caneca»). Nosotros descubrimos esta maravilla refrescante durante el partido Portugal- Dinamarca en el marco de la Eurocopa 2012. Allí en una orgía de fanáticos, reunidos bajo una maxi-pantalla, en la Plaza São João bebimos y saltamos para apoyar, y más tarde celebrar la victoria del equipo Ibérico sobre los Nórdicos.

Image

 

El «vinho» do Porto es único en el mundo, ergo decidimos realizar un tour enológico en la Cantina Ferreira (en Vila Nova de Gaia, justo enfrente de la «Ribeira do Porto») que incluía la historia de esta casa productora y una degustación al puro estilo «sommelier des vins». La zona de Douro, donde se cultiva la uva para el vino Porto, es la zona demarcada DOC (denominación de origen controlada) más antigua del mundo. El vinho do Porto suele tener el doble de grado de alcohol que los vinos convencionales,  porque el brandy viene agregado durante el proceso de fermentación, lo que lo hace también mucho más azucarado. Los principales tipos son «Branco» (blanco, que en realidad es ámbar) y tintos:  Vintage (exclusivos, se dan 2 o 3 veces cada década gracias a «extraordinarias cosechas), Ruby (rojo),  Tawny (dorado) o 10, 20 hasta 40 años. Nosotros sólo le hicimos un poco a la mamada con la cata, y nuestra única conclusión racional y fundamentada fue NO acomodarnos una peda con dichos vinos (demasiado pesados y dulces), y mejor disfrutarlos, en pequeñas y controladas dósis, como aperitivos o digestivos.

La vida de noche se nos hizo un poco compleja, acostumbrados ya a unos horarios más humanos, no pudimos acoplarnos a las noches idílicas cuyo clímax estalla a las 3 de la mañana. Visitamos algunos bares, bebiendo vino, cerveza, sangría y «capirinha»; y una noche nos aventuramos también a dos clubes nocturnos, que no lograron «ensalsarnos» ni mucho menos embriagarnos de gozo. Para mi fue como la única desilusión del viaje.

Image

Finalmente nuestro refugio, el Hostel Fado, se encontraba perfectamente ubicado, con la línea del metro Lapa a 500 metros, la línea 502 que te lleva a la playa de Montesinhos a 250 metros y el centro histórico a 15 minutos a patín el diablo (llámese scooter para las nuevas generaciones). El hostel es muy tranquilo y limpio, y la atención en la recepción (o según mi regla improvisada donde la terminación -ión en español, cambia a -çao en portugués, «recepçao») excelente, con servicio amable y políglota para el desconcertado turista.

El Marketing Político no existe como tal. En México, una desgracia y un mal social

si te da hueva leerlo:

De acuerdo con Kotler y Armstrong, el marketing es un proceso que consiste en generar valor para las compañías a través de la creación y mantenimiento de relaciones duraderas con el consumidor. Por lo tanto, el marketing contemporáneo no limita sus estrategias a meras tácticas a corto plazo, sino busca “aparearse” con el consumidor de por vida. El marketing no se limita a un “acostón”, a una noche efímera con intercambio de fluidos de valor; el marketing busca  algo así como una relación íntima que perdure para siempre.

Creating NeedsLa idea vulgar acerca del marketing se limita muchas veces a la venta de un producto o servicio, a crear necesidades a priori inexistentes, a sonsacar al consumidor a gastar su quincena en el producto o servicio de moda a través de una publicidad que lo asuste, lo entusiasme o lo haga cagarse de la risa. Además, el marketing es muchas veces demonizado, es visto como una prostituta, una puta que lo único sabe hacer es vender agujeros, huecos de placer.

Pero el marketing, el verdadero marketing, es en realidad un proceso complejo y omnipresente, interviene en los estudios “en campo” e investigaciones de mercado, modera  el coito creativo para la concepción de una idea, coordina todo el proceso de desarrollo de nuevos productos y servicios, establece estrategias y objetivos, define el posicionamiento y la diferenciación de la oferta, segmenta la demanda, produce el llamado marketing mix (todas las P’s que se les ocurran: producto, precio, punto de venta, promoción, personas, procesos, presencia, papas, papitas, papotas, popo, pedo, pis…), programa las acciones,  calcula el presupuesto (cuánto va a costar el chistesito) y finalmente determina los mecanismos de control.

El marketing va más allá de una simple oficina, pues extiende sus apéndices profesionales a todos los departamentos funcionales de una empresa: finanzas, R&D (Research and Development), producción, recursos humanos, ventas, comunicación, etc.  Interviene en todos los procesos logísticos a lo largo de la cadena de valor, participa en las principales decisiones de gestión; y da la cara ante problemas y crisis de reputación corporativa.

Marketing Político elecciones 2012Por todo lo anterior, considero que llevar a un personaje político a un puesto de representación popular no puede ser considerado una tipología de marketing. El llamado marketing político se limita a tres etapas: estudiar la opinión pública antes y durante una campaña electoral (en teoría encuestas reales, no compradas); desarrollar estrategias y herramientas de comunicación proselitista, incluido claro está el posicionamiento y la imagen del candidato; y finalmente evaluar el impacto de todas las actividades llevadas a cabo. Por lo tanto, el marketing político, en esencia es en realidad “promoción política” o “comunicación política” y nada más.

Para ejemplificar de mejor manera por qué el marketing político es indigno y desgraciado, me concentraré en comparar un producto comercial con un producto político. Y demostraré cómo existen cuestiones que desacreditan, con el dedo medio erguido (.I.), la supuesta consistencia y legitimidad del “marketing político”.

El Producto Comercial

Un producto deriva de un estudio de mercado, de la observación del actuar humano y de la identificación de necesidades; de manera explícita, preguntando y obteniendo una respuesta; o de manera tácita, intuyendo y anticipando la mejor manera de satisfacer una necesidad humana ya existente, pero muchas veces inconsciente (Henry Ford decía que si le hubiera preguntado a la gente qué quería, le habrían dicho que un caballo más rápido).

iPod, iPhone, iPadCuando se crea un “nuevo” producto en su mayoría es simplemente una adaptación o mejora de un predecesor (como es el caso de los iPods, iPhones y iPads), una modificación en forma y tamaño (las Coca-Colas de diferentes sabores, y envases), o una extensión de marca (todas las empresas bajo la marca Vergin). Una vez que el producto se encuentra listo es momento de promocionarlo. Sin embargo es indispensable definir, a priori, cómo queremos que nuestro producto sea percibido por el consumidor –posicionamiento- y en de qué manera se distingue de otros productos similares –diferenciación.  Este proceso se conoce como branding.

Ahora bien, atribuirle características a nuestro producto no es un proceso de generación espontánea, tiene que estar basado principalmente en la ventaja competitiva, en el valor y las cualidades intrínsecas del producto en base a las cuales fue creado inicialmente; no puedo tener un producto que sabe a mierda, ponerlo en un empaque estéticamente atractivo, y posicionarlo como un manjar estúpidamente delicioso, cuando yo sé que sabe a mierda, y que los consumidores lo van a probar y reconocerán el sabor fecal.

Afortunadamente existen dos mecanismos de control y defensa ante el engaño “mercadológico”: el primero es la decepción y el “encabronamiento” de los consumidores, que si bien le va a la empresa será solo un berrinche pasivo, un “hacer iris”; pero existe también el riesgo de una respuesta activa en contra del producto, la marca y por lo tanto la empresa, que a corto plazo dañará las ventas, pero a largo plazo, reducirá la reputación de la empresa al sabor residual de su espantoso producto… a mierda.

El segundo mecanismo de control es que la comunicación comercial de productos y servicios en México se encuentra regulada por organismos que garantizan por una parte, la justa y leal competencia entre las diferentes empresas a través de códigos de ética; y por otra parte, también existen comisiones reguladoras que protegen al consumidor ante comunicaciones engañosas.

El producto Político

Obama PoP ArtUn producto político, a diferencia de uno comercial, ya existe independientemente de cualquier situación exógena, puesto que está compuesto por un individuo, de carne y hueso, con una biografía personal y profesional. ¿Cómo funciona el branding en este caso?, es decir la atribución de cualidades y valores que lo posicionen y diferencien de la competencia. Pues bien he aquí la contradicción, y el proceso perverso del llamado marketing político.

Cuando describimos el branding de un producto comercial dijimos que el posicionamiento y la diferenciación estaban basados en cualidades inherentes al producto. En el caso de un producto político, es decir un candidato, estamos hablando de características tales como la personalidad,  el desempeño profesional, sus redes relacionales y demás aspectos. Cuando un político ha tenido un buen desempeño en su cargo público, ya ha reforzado ese valor de “marca” personal, y en vista de una nueva contienda por un puesto de representación popular, basta con reforzar esa carga axiológica-positiva que lo respalda. Esto es una buena y ética comunicación política; comunica de manera honesta, sin engaños, la cualidad de un buen producto político.

Lo que no se vale y es lo que alego y defiendo en este artículo es cuando un producto político, que ha tenido un desempeño pobre y ganado una mala reputación en su “mercado” electoral, sea sometido a un proceso de re-branding, es decir, un re-posicionamiento, en el cual se le atribuyen cualidades que NO le pertenecen, pero que lo hacen ver bien ante el público (recuérdese el producto mierda en el paquete bonito, e.g. Fox o Enrique Peña Nieto).  Esto es una mala y antiética comunicación política; comunica de manera engañosa, deshonesta, la presumida cualidad de un mal producto.

Los malos productos políticos, de hecho, son muy parecidos a los productos “milagro”, aquellos productos fraudulentos que se anuncian para la prevención y tratamiento de enfermedades y trastornos, modificación de estado físico, etc., sin haberse sometido a ensayos clínicos ni controles, y que suponen en algunos casos un fraude para los consumidores. Se venden y se publicitan como medicamentos, cuando legalmente no tienen dicho reconocimiento. Suelen acompañarse de abusivas campañas publicitarias con mensajes engañosos, y etiquetados poco comprensibles. ¿Les suena parecido?

Peña, Producto MilagroEn una analogía, podemos decir que la mala comunicación política ha generado productos políticos milagro, candidatos fraudulentos que se anuncian para la prevención y tratamiento de problemáticas sociales y trastornos económicos, modificación de estados de crisis, etc., sin haberse sometido a ensayos prácticos ni controles de calidad, y que suponen en algunos casos un fraude para los ciudadanos. Se venden y se publicitan como paliativos y remedios extraordinarios, cuando legítimamente no tienen dicho reconocimiento. Suelen acompañarse de abusivas campañas publicitarias-electorales con mensajes engañosos, y poco comprensibles.

En México, a diferencia de las comisiones reguladoras para los productos comerciales como el código de ética publicitaria de la AMAP (Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad), no existe, o no logré encontrar un código de ética para la propaganda política más allá del “cantinflesco” Reglamento de Radio y televisión en Materia Electoral del IFE, que en su artículo 36, permite a los partidos políticos determinar el contenido de sus promocionales manifestando su derecho a la libertad de expresión, sin ninguna inquisición judicial o administrativa, a menos que los contenidos informativos ataquen a la moral, los derechos de terceros, provoquen algún delito, o perturben el orden público. Y ya eso es todo.

Ahora pregunto a mí mismo, “mí mismo, si existen dichas comisiones reguladoras de ética comunicativa  para productos comerciales –como condones, X-box 360, automóviles, servicios financieros- ¿cómo no puede haber formales organismos reguladores, más allá del insuficiente Instituto Federal Electoral, que regule la objetiva competencia propagandística entre los partidos políticos y sus candidatos, y proteja al ciudadano de dádivas tentadoras, manipulación y engaños publicitarios?

AMLO un peligro para MéxicoEl código de ética publicitaria de la AMAP establece –y cito textual, mientras lo leen imagínense que me refiero a la propaganda de un candidato- “la publicidad debe entenderse como una actividad al servicio de la sociedad y como un medio para informar sobre las cualidades y características de productos y servicios, sobre los beneficios o conveniencias que procura su consumo. El mensaje publicitario debe emitirse con apego a las disposiciones jurídicas en vigor, señalando las propiedades o peculiaridades COMPROBABLES de los productos o servicios, utilizando las técnicas y formas que hagan posible su debida apreciación mediante descripciones o imágenes que preservan la educación, la salud, la integridad familiar, el cuidado del medio ambiente y el respeto a las personas sin distinción de edad, sexo, nacionalidad, religión, afiliación política o condición social. En consecuencia, la publicidad debe estar enmarcada dentro de los límites de la VERACIDAD que acreditan la honestidad y buena fe de quienes la llevan a cabo, pudiendo hacer uso de las más variadas e imaginativas formas de expresión que si bien constituyen falsas expectativas, ni causen DESCRÉDITO a competidores o personas públicas o privadas”. ¿Esto último no les suena a guerra sucia?

En materia de justa competencia, el código de ética publicitaria de la AMAP reza que “la comparación de bienes, servicios o conceptos podrá llevarse a cabo siempre y cuando sean de la misma especie, tomando como referencia idénticos elementos OBJETIVOS de comparación. Los puntos de comparación deben basarse en hechos COMPROBABLES y FEHACIENTES, no deben ser seleccionados de manera injusta o PARCIAL y en general deben evitar que la comparación pueda ENGAÑAR al consumidor”.

Pero la publicidad engañosa o la injusta competencia, no es lo peor, no no; lo que de veras es el colmo, es el hecho de que una vez que “compramos” el producto a través del voto, y más tarde nos damos cuenta que no era lo que nosotros creíamos, ya no podemos hacer nada, coloquialmente, nos la pelamos; no existen mecanismos legales en México, o herramientas de democracia participativa que nos permitan hacer algo al respecto en la etapa “post-compra” (post-electoral). Análogamente como con los productos comerciales podemos enfuriarnos y alebrestarnos, mentar madres, manifestarnos, pero en materia política, qué crees, no existen ni las devoluciones, ni las compensaciones, ni  las sustituciones de producto, un cambalache del viejo producto político por uno nuevo. En otras palabras tenemos que seguir usando el mismo por 4 o 6 años a la de “a huevo”.

Finalmente, el llamado marketing político, no es verdadero marketing, es simplemente “comunicación o promoción política”, y no debería de considerarse una disciplina hasta no tener un cuadro regulatorio que limite el “branding político”, prohíba los productos-políticos milagro, modere la justa competencia entre los adversarios políticos y finalmente, proteja al ciudadano, de publicidades engañosas.