Mi último gran viaje: #RedStoneKingdom

Hace tres años me convertí oficialmente en un viajero; y no es que antes no viajara, simplemente no lo veía como una forma de vida, ni documentaba mis viajes con una cámara.

1

A mis 15 años y muy en contra de la voluntad de mi madre, “Pues yo no te doy permiso. A ver qué dice tu papá”. (él dijo que sí), me fui a estudiar un año a Italia, y a partir de ahí, regularmente, cada año, realicé alguna pequeña odisea. Actualmente, a mis 3 décadas biográficas, he visitado poco más de 30 países alrededor del mundo.

Sigue leyendo

Anuncios

Atardeceres fantásticos y dónde encontrarlos

Como ya lo he dicho con anterioridad, mi momento favorito del día son los atardeceres. El “gran finale” del día, la muerte del sol con su resurrección prometida, y los tonos multicolor que adopta el cosmos, antes de volverse completamente obscuro.

atardeceres

Siempre que viajo trato de ver un atardecer completo, le tomo fotos y luego no hago nada; lo contemplo, le declamo poesía inédita en mi mente, me da nostalgia y después felicidad absoluta, me doy por vencido, me siento en el piso y veo hacia el horizonte esperando el arribo inevitable de la noche.

Por tal razón, en esta nueva colaboración les quiero compartir los 10 atardeceres que más recuerdo por su belleza y por lo que significaron para mí en ese momento:

Sigue leyendo

Argentina me cambió como viajero

Mi primer viaje largo y sin compañía lo realicé a Argentina en mayo del 2014. Un día, sin pensármelo dos veces, reservé un vuelo a Córdoba donde vivía el único argentino que conocía en ese entonces: Nachito.

Argentina

Por supuesto que el taxista que me llevó del aeropuerto al departamento de mi amigo me cobró de más, fue la última vez que me dejé estafar de esa manera.

¿Un matecito, boludo? Fue lo primero que me dijo Nachito. ¿Conocés?

¡Pues sí, obvio! (la verdad es que no, mentí solo por convivir).

Sigue leyendo

¿Cómo es viajar con Alan por el Mundo?

Esta mañana volví de Chile, después de más de 10 horas acumuladas de vuelo. No sé qué hago despierto, pero tenía que escribir esto.

viajar con Alan.jpg

Es apenas la segunda vez que Alan me invita a un viaje. Como bien sabrán, el 90% de sus aventuras las realiza solo, y pocos hemos sido los afortunados en acompañarlo; por ejemplo, Regina Blandón y su carisma desbordante en el reino congelado de China y en los parques de diversiones de Estados Unidos; Edwing y su gran talento para volar drones (y para que se los secuestren los guardabosques jajaja) en Argentina, y yo, como su fotógrafo -y elfo doméstico- al Reino Hashemita de Jordania, el año pasado, y este año, a la hermana República de Chile.

Sigue leyendo

Rafa Nadal, Hugo Sánchez y el Nuevo Rey de Acapulco

Acapulco fue el paraíso más asediado por las estrellas en los años 50; se podía ver a Elizabeth Taylor caminar por la playa, o a Frank Sinatra y Agustín Lara cantándole al amor al atardecer.

“Acuérdate de Acapulco, María bonita, María del alma…”

Processed with VSCO with a6 preset

Además, la ciudad siempre ha sido uno de los puertos mexicanos predilectos por el turismo nacional, sobre todo los capitalinos que pueden llegar aquí en sus autos en tan solo 4 horas.

Sigue leyendo

Las dos capitales chilenas: Valparaíso náutico y Santiago metropolitano

4 pm. Ciudad de México. Llegué solo al aeropuerto (mi amigo Emilio volaría hasta el día siguiente). Muy ligero como siempre, con una pequeña maleta de llantitas (que cuando la suelto, se va de bruces) y mi mochila de National Geographic para la cámara y la computadora (me urge que ya lleguen las nuevas de Alan por el Mundo).

Processed with VSCO with a6 preset

Check-in ultra veloz; estuve en un café un par de horas trabajando hasta que llegó el momento de abordar. Sigo sin entender este fenómeno antropológico de la gente que se forma para subir al avión, y está de pie alrededor de una hora, entre nerviosa y agitada, para ser los primeros en ingresar a la nave. ¿Pero es que no saben que todos tenemos ya un lugar asignado?

Sigue leyendo

2016: la conquista de lo desconocido

“Viajar y explorar lo desconocido”, fue mi propósito a principios de 2016; además de correr dos maratones, y los ya clásicos ponerme a dieta y dejar de tomar. Afortunadamente solo cumplí los primeros dos, con orgullo y sin arrepentimientos.

Processed with VSCO with c7 preset

Este año por fin cumplí la promesa de no trabajar en una oficina, deslindarme de los horarios burocráticos. Soy un freelancer: sacrifiqué la seguridad por la flexibilidad; la dependencia por la autonomía; la comodidad del conformismo por la arriesgada lucha de mis sueños.

Sigue leyendo