AMLO desespera, y al mismo tiempo serena a los de Tercer Grado.

Hoy en la Imagemañana me desperté muy temprano para ver en youtube la participación de #AMLO en Tercer Legrado, digo Tercer Grado. No confío totalmente en mi alarma y por lo tanto siempre dejo las persianas abiertas para que la luz del sol y el canto de los pajarillos -que en Newcastle en realidad son gaviotas y cuervos desproporcionadamente enormes como perros voladores- me despierten con sus cánticos terroríficos, algo así como una Blanca Nieves versión Alfred Hitchcock.

Con respecto al programa de ayer, seré sumamente breve comentando no lo que sucedió, sino lo que percibí. Me esperaba unos cuchillos más afilados, ataques más finos, casi quirúrgicos, un homicidio cercano a lo perfecto, como asesinos seriales; quizá los periodistas no se quisieron ver tan malos, ni tampoco tan buenos.

Revivieron la imagen del Andrés Manuel encabronado en 2006 después del fraude electoral, y lo cuestionaron sobre su pasado irascible y “rezongón”. Andrés Manuel estoico, demasiado esquivo a mi parecer, afirmaba constantemente que se vanta de dos cualidades inherentes a su persona “la honestidad y la congruencia”. La primera es inobjetable, no hay prueba mínima -y mira que le han buscado-, sobre Andrés Manuel incurriendo en algún acto de corrupción durante su carrera política, está limpio, inocente, inmaculado, como dice él mismo, puede ser Peje, pero no Lagarto.

Lo segundo es siempre la única arma que sus retractores, adversarios y enemigos, y también los que lo apoyamos, utilizamos para fregarlo de vez en cuando, y también bastante seguido. La incongruencia. Él prometió en 2006 respetar los resultados electorales que el IFE publicara, y rompió su palabra con el plantón en Reforma. Sin embargo que a nadie se le olvide, acuérdense ésos, que el sistema se cayó (¡CUAZ! culero) y hubo un fraude electoral. En un juego, como en todas las relaciones sociales, debe existir un reglamento, y al momento en que éste es estuprado, todo cambia, todo se vale, y las nuevas reglas no son retroactivas. A Andrés Manuel se lo chingaron injustamente, él solo quería dar a conocer, justamente, esas ilegítimas chingaderas a la nación.

Otros dimes y diretes fueron relativos a la charola de los 6 millones de dólares, al desempeño de Andrés Manuel como Jefe de Gobierno del DF, y a la relación Televisa-EPN (al respecto véase las pruebas que publica The Guardian- junio 2012). Lo claro es que el programa no aportó nada nuevo, los periodistas (Dóriga, Gómez, Gómez Leyva, Loret, Maerker, Micha, Trujillo) no preguntaron cosas interesantes, y Andrés Manuel nunca respondió de forma directa a los cuestionamientos. Fue un monólogo de AMLO, una letanía de propuesta de CAMBIO VERDADERO, basado en la reconciliación y en un pacto nacional bajo el estandarte de un estilo de vida honesto. Suena chido, habrá que analizar su factibilidad, pero para eso hay que darle la oportunidad de ser el próximo presidente de México para empezar el experimento.Y él, Andrés Manuel, tiene mi voto.

Finalmente, aclaro, no le traigo “muina” a AMLO, pero sigo esperando que deje atrás los discursos moralistas y empiece a ser más pragmático y metodológico, que nos cuente más de sus proyectos, pero sobre todo cómo piensa implementarlos. Las intenciones son buenas, pero son sólo eso, actitudes vácuas, voluntades inconclusas. Por eso siempre he estado en contra de la frase “la intención es lo que cuenta”, es un escudo ante la mediocridad y la incapacidad.

PS. Lo mejor de AMLO fue la propuesta de una Democracia Participativa y no Representativa, llamar a López Dóriga y a su séquito “simpatizantes de Peña” y por supuesto el “Serénate Adela”, para calmar a una efervescente Micha, que más que eso parecía Mecha encendida, a punto de explotar; o un perro Afgano, que ladra y ladra, a punto de morder.

Anuncios

Spots en contra de AMLO y Vicente Fox el parásito

En un episodio más de lo que es la telenovela política mexicana, aparecen los nuevos spots en contra de AMLO, reviviendo lo que en 2006 fuera conocida como la guerra sucia. Y en una realidad paralela, Fox sale de su rancho para darle su extensa espalda a JVM y utilizar su igualmente prolongada, y torpe lengua, para lamerle la entrepierna a EPN.

La Guerra Sucia ha comenzado de nuevo, con una serie de spots de varia índole: Uno revive el video de Bejarano y sus famosas ligas, argumentando que fue durante el gobierno de López Obrador en el DF cuando se dio este acto de corrupción de hule. Quisiera citar lo que AMLO le dijo a Enrique Peña Nieto durante el primer debate presidencial, el pasado mes de mayo:

“Fíjese cómo son las cosas, cómo es este mundo, Ponce secretario de Finanzas en el tiempo que fui Jefe de Gobierno, está en la cárcel, lleva 8 años; Bejarano también, fue a la cárcel. Y usted (EPN) que fue secretario de administración de Montiel está aquí, de manera inexplicable” AMLO, 2012.

Otro video hace referencia a la famosa charola que se pasó en una reunión privada para juntar 6 millones de dólares con la finalidad de financiar el triunfo de AMLO en los próximos comicios del 1 de julio (audio editado a conveniencia); otro video recuerda la reacción de AMLO cuando le fue robada la presidencia en 2006, cuando manda JUSTAMENTE al diablo las instituciones por semejante bajeza; y finalmente JVM y su innegable parecido a los habitantes de Planet of the Apes (fotos que circulan en Facebook lo comprueban) asegura que el PAN ha sacado de la crisis a nuestro país, y que AMLO como presidente, dejará en la quiebra a México.  Ahora resulta que Chepina no sabe leer el pasado y la historia, y al mismo tiempo quiere jugársela de pitoniza, pronosticando el futuro de nuestra nación. Pues felicidades, Josefina, le atinaste a medias, porque Andrés Manuel va a ser presidente de México.

No mostraré los mugrientos e indecentes videos con tal de no darles promoción, ni tránsito. Si de veras los quieres ver, “nomás” pa’ no dejar déle aqui: http://www.proceso.com.mx/?p=309843, y para ver la respuesta de la izquierda en redes sociales “púchele” aqui: http://www.proceso.com.mx/?p=309844

Pasando al tema de Vicente Fox, qué pena tener que decir esto, expresidente de México, pues no hay mucho que alegar, sabemos que es una persona sin cultura y un pendenciero (un léxico híbrido compuesto por “pendejo” y “convenenciero”). Uno de los discursos que encaminaron al Woody mexicano a la silla del águila fue su desprecio por el autoritarismo priísta.  Y ahora a un mes de las elecciones, tira como un condón usado y roto el apoyo panista a JVM, y se arrodilla ante EPN a lamerle la entrepierna como un perro. No me sorprende ni me asusta, como diría mi abuelita Maria Teresa Hernández Hernández de Nevraumont, “Dios los hace y ellos se juntan”, y pues sí, efectivamente, el parásito siempre busca el perfecto hospedaje animal, el que le puede brindar todo con el menor esfuerzo posible; y pues resulta que actualmente, no hay mejor animal, que Enrique.

El peso decae y le echan la culpa a AMLO… ajá

Ahora resulta que #AMLO es una amenaza macroeconómica. Según la prensa, la reciente caída del peso  este martes 31 de mayo, es atribuida por muchos medios a la alza en popularidad de Andrés Manuel López Obrador, quien según la encuestadora de Grupo Reforma, se encuentra ya soplándole la nuca a EPN a sólo 4 puntos porcentuales.

Image

No descarto que muchos inversionistas y banqueros vean con recelo la victoria de AMLO, muchos de ellos corruptos, hasta hace unos meses se frotaban las manos y babeaban como perros San Bernardos, imaginándose ya en su poder multimillonarias licitaciones, contratos y dinero fácil, que una victoria del PRI-PVE encabezado por EPN les tenía garantizados.

Ahora el panorama es otro y ya no existe la certeza de quién será el ganador el próximo 1 de julio. Eso si, parece ser que será un final de fotografía donde los capilares protagonistas serán, un copete contra un gallo, y personalmente, espero un victorioso “quiquiriqueo” perredista a un rebuzno priísta.

No descarto que el resultado de las encuestas pueda tener un impacto en la percepción de “riesgo” nacional, sobre todo en el ámbito económico-político. Pero no podemos descartar mucho menos que la crisis en la Eurozona y el lejanamente óptimo desempeño económico estadounidense sean los principales causas de una devaluación de la moneda mexicana.

Grecia desde hace un tiempo está por caerse en la Necrópolis, en el inframundo, donde Hades sonríe y espera por lo que parece un inminente tropiezo fuera de la Comunidad Europea. ¿Dónde están los Caballeros del Zodiaco cuando más los necesitamos? Eso si apenas alguien se quiere coger a la Diosa Atena o se la raptan o le hacen alguna maldad, ahí están los caballeros dispuestos a romperse mitológicamente la madre con tal de salvarla… y a su economía qué, bien podrían ir a despotricarse nuevamente a los Caballeros Dorados, robarles las armaduras áureas y empeñarlas para re-capitalizar los bancos y pagar la deuda titánica griega. Y bueno después de Grecia tenemos en la cola a España, a Italia, a Portugal, a Irlanda, etc.

Con lo que respecta a los Estados Unidos, recientemente publicaron datos sobre el desempeño de la Economía Gringa. El producto interno bruto (GDP, por sus siglas en inglés) creció menos de lo esperado,   las cifras sobre empleo fueron decepcionantes, así como también los consumidores gastaron menos de lo esperado en “shopping”. Tomando en cuenta que el 80% de las exportaciones mexicanas van a Estados Unidos, no es de analistas ni expertos darse cuenta que esto impacta negativamente al peso mexicano.

Finalmente si la política, y la elección de nuestro futuro presidente, puede influir en el valor de nuestra moneda, no creo que la victoria de Andrés Manuel sea un problema; al contrario, los problemas de fondo afectando la percepción de inversionistas y banqueros son: el actual clima de inseguridad (secuestros y homicidios), la guerra contra la delincuencia, los altos índices de corrupción gubernamental, la falta de transparencia omnipresente, la paquidérmica burocracia, los monopolios y oligopolios en medios de comunicación y telecomunicaciones, y muchos factores más; que dicho sea de paso, Andrés Manuel, de manera implícita, se ha propuesto combatir.